Cómo cobrar una deuda con facilidad: el proceso monitorio

Cobro de deudas mediante proceso monitorio

Como empresarios, autónomos o responsables de una pyme sabréis que uno de los aspectos más difíciles de las relaciones comerciales es el cobro de deudas. Así nos lo manifiestan muchos los clientes que confían en Vives Pons & Asociados, como asesoría de empresas especializada en pymes y autónomos.

Y es que, a diferencia de las grandes empresas, que suelen contar con un área específica de recobro capaz de utilizar distintos recursos legales para la recuperación de su dinero, los pequeños empresarios y trabajadores autónomos pueden sentirse desamparados al ver vencer el plazo de pago de una deuda pendiente.

Proceso monitorio para cobrar una deuda

Existe en la Ley de Enjuiciamiento Civil la figura del proceso monitorio, un procedimiento especial diseñado para resolver rápidamente conflictos jurídicos en los que no existe contradicción. Es un recurso rápido y sencillo, ya que para solicitarlo no se requiere la intervención de abogados ni procuradores, tan sólo una serie de documentos que prueben la existencia de la deuda y el vencimiento del plazo de pago.

¿Quién puede usar un proceso monitorio?

Cualquiera puede solicitar la apertura de un proceso monitorio para el cobro de una deuda, independientemente de su importe, siempre y cuando esta sea:

  • Dineraria: debe presentarse en una moneda legal, nacional o extranjera.
  • Vencida: el plazo de pago debe haber transcurrido.
  • Exigible: no debe depender de contraprestación ni estar sujeta a condición alguna.
  • Determinada: debe de ser líquida, es decir, concretada en una suma de dinero o que su sea de fácil determinación

¿Dónde presentar un proceso monitorio?

El juzgado competente para la presentación de un proceso monitorio será el de primera instancia del domicilio o residencia del deudor, con el fin de pueda ser hallado para exigirle el pago.

¿Cómo presentar un proceso monitorio?

Para probar existencia de la deuda puede probarse mediante los siguientes documentos:

  • Registro de la contracción de deuda, independientemente de su soporte, siempre que esté firmado por el deudor o cuente con su sello, impronta o cualquier otra señal, física o electrónica.
  • Registros unilateralmente creados por el acreedor, siempre que sean de los que habitualmente documentan los créditos y deudas en relaciones como la existente entre acreedor y deudor, como facturas, albaranes de entrega, certificaciones, telegramas, telefax.
  • Certificaciones de impago de cantidades debidas en concepto de gastos comunes de comunidades de propietarios de inmuebles urbanos. En ese caso, es recomendable que se aporten documentos comerciales que acrediten una relación anterior duradera.

Plazos y resultados del proceso monitorio

Una vez aprobada la petición de proceso, el Secretario Judicial solicitará al moroso que pague su deuda en un plazo de 20 días hábiles. El resultado dependerá de la reacción del deudor, que puede:

  • Pagar en el plazo establecido
  • Oponerse, presentándose en el Juzgado y manifestando por escrito los motivos por los que no reconoce la deuda. En este caso el proceso se llevará a juicio. No pagar ni oponerse, tras lo que se declarará terminado el proceso y el acreedor tendrá derecho a la ejecución del cobro mediante el embargo.
  • No encontrarse en su domicilio, en cuyo caso el acreedor podrá pedir al Juzgado que investigue su domicilio.

La existencia de este recurso puede tranquilizar a los emprendedores y alertarlos sobre la importancia de utilizar programas de contabilidad para guardar constancia de todas sus transacciones.

Si tenéis cualquier duda al respecto del cobro de deudas  a través de proceso monitorio, podéis visitar nuestra oficina (calle Pare Pere en Dénia, muy cerca de la Glorieta) o poneros en contacto con nuestro equipo de profesionales. Teléfono: 96 6432624

¿Qué ventajas tiene el nuevo Estatuto de los Autónomos?

Reforma fiscal autonomos

Desde comienzos de octubre el Estatuto del Autónomo ha sufrido ciertas modificaciones como consecuencia de la aplicación de la Ley 31/2015. Como asesores de autónomos y pymes, Vives Pons & Asociados os resume cuáles son esos cambios y en qué medida pueden afectaros:

Cambios para los autónomos

Tarifa plana:

A partir de ahora quien se dé de alta como autónomo podrá contar con una cuota fija de pago en la Seguridad Social de 50 euros al mes durante seis meses. Una vez finalizado este periodo el autónomo se beneficiará de un sistema de bonificaciones progresivas. Asimismo, podrán solicitar la tarifa plata también los autónomos que contraten trabajadores.

Capitalización del paro:

A partir de ahora no existe un límite de edad a la hora de solicitar el 100% de la prestación por desempleo en un pago único, el cual facilite la financiación de la puesta en marcha de un negocio.

Alta en autónomos y enel  paro:

Con la aprobación de la Ley 31/2015, queda permitido darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y seguir cobrando el paro durante un máximo de nueve meses.

Segunda oportunidad:

Al darse de alta como autónomo, y en el caso de que un profesional esté cobrando el paro en ese momento, es posible pedir que se le guarde la cantidad pendiente y recuperarla hasta cinco años después.

Más derechos para los TRADE:

También se ha modificado una de las principales características restrictivas de este colectivo: no tener a su cargo trabajadores por cuenta ajena ni contratar o subcontratar parte o toda la actividad con terceros.

Dicha prohibición no será de aplicación, cuando exista riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural de un menor de nueve meses; en los periodos de descanso por maternidad, paternidad, adopción o acogimiento, preadoptivo o permanente; para el cuidado de menores de siete años que tengan a su cargo, cuando se tenga a su cargo un familiar en situación de dependencia o con discapacidad igual o superior al 33%.

¿Cómo son las pymes españolas?

Crece el número de emprendedores en Denia

Vives Pons & Asociados, en calidad de Sage Professional Advisor, quiere compartir con vosotros el informe que ha elaborado recientemente Sage, el programa líder en la gestión de pymes y empresas. A partir de los datos proporcionados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social (MEySS) sobe las empresas inscritas en la Seguridad Social, Sage ha recogido información entre mayo y junio de 2015 con el objetivo de que pudieran mostrar la realidad sociolaboral de la pyme en España.

Radiografía Sage de la Pyme 2015

En la Radiografía Sage de la Pyme se presenta un bloque específico dedicado al análisis del Contexto Económico, Empresarial y Social. Entre las conclusiones y datos más destacados, el hecho de que La situación macroeconómica ha evolucionado favorablemente en los dos últimos años, por lo que en este 2015 no se perciben aires de de recesión.

La tecnología, implantada implantada  en buena parte de las empresas para ayudarles a mejorar su eficiencia, y la mayor y mejor utilización de los canales de comercio electrónico han contribuido decisivamente a esta mejora. De hecho, en el periodo 2013-2015, el comercio electrónico ha subido en 2014 un 29,2% sus ventas con respecto al año anterior, sector en el que también mejoraron las cifras de ventas online desde España hacia el exterior.

Administración electrónica

El canal online también ha sido protagonista para las pymes por la evolución de los trámites con la Administración, de los que más de un 70% se realizan ya por Internet. La Administración Electrónica sigue avanzando y permitiendo a las pymes ser más eficientes.

Los datos apuntan a que se percibe un mayor dinamismo empresarial desde 2014, año en el que se incrementó el número de empresas creadas en un 0,8% y aumentó la cifra de negocio empresarial un 1,9%. La inversión en I+D ha bajado un 2,8% pero las empresas siguen invirtiendo en TIC porque las consideran clave para desarrollar su trabajo. En este sentido, destaca que el 98,3% de las empresas consultadas disponen de conexión a Internet, el 70% de página web, el 15% usan soluciones basadas en la nube y el 17,8% vendieron a través de canales de comercio electrónico.

Conciliación de la vida laboral y familiar

En los resultados obtenidos llaman la atención, ya que para el 87% de los encuestados la conciliación laboral y familiar es más importante, por encima del 40% que reclama más tiempo libre para sus aficiones, el 31% que demanda menos gastos en la jornada laboral o el 25% que se inclina por mejorar el ambiente laboral y la calidad en el trabajo.

 

¿Cuándo está obligada una empresa a ser auditada? Vives Pons te lo cuenta

 

Cuando una empresa debe ser auditada

¿Sabéis cuando una empresa está obligada a pasar por una auditoría? Una empresa está obligada a auditar sus cuentas anuales cuando supere los límites establecidos en la Ley de Sociedades de Capital.

En otras palabras, cuando la pyme o el negocio en cuestión, a la fecha del cierre de cada ejercicio económico, cumpla dos de estos tres requisitos:

  • Cuando el total de sus activos superen los 2.850.000 de euros.
  • Cuando el importe neto de la cifra de negocios supere los 5.700.000 de euros.
  • Cuando el número medio de trabajadores durante el ejercicio supere los 50.

Además, y para que se haga efectiva esta obligatoriedad, tal circunstancia deberá repetirse durante dos ejercicios consecutivos.

Condiciones para que una empresa sea auditada:

No obstante, hay otras situaciones en la que la sociedad podría verse en la obligación de auditar:

  • Si lo solicita un socio con un 5 % del capital social o superior.
  • Si la sociedad cotiza en bolsa.
  • Cuando presenta cuentas consolidadas.
  • Al recibir subvenciones de las administraciones públicas y cumplir una serie de requisitos.

En caso de cumplir estos requisitos pero negarse a auditar, la empresa se expone a que le cierren el registro mercantil y sea sancionada económicamente.

En caso de que necesitéis ayuda o asesoramiento en este u otros casos, en Vives Pons & Asociados estaremos encantados de atenderos. Somos expertos en la asesoría laboral, fiscal y contable de empresas, pymes y autónomos, especialmente en el ámbito de la Costa Blanca y la Marina Alta, abarcando poblaciones como Dénia, Jávea, Teulada, Moraira, Benitatxell, Els Poblets, Parcent, Jalón o Alcalalí.