¿Qué se declara en el Modelo 720? Vives Pons te informa

El Modelo 720 sirve para formalizar la Declaración de bienes y derechos situados en el extranjero

Que se declara en el Modelo 720

Hacienda cuenta, desde el año 2012, con una nueva declaración tributaria informativa, pero de obligado cumplimiento: la Declaración de Bienes y Derechos situados en el extranjero, la cual se formaliza mediante el Modelo 720. Se trata de una especie de declaración de Impuesto de Patrimonio pero sólo para bienes y derechos poseídos en el extranjero. Sin embargo, la presentación del Modelo 720 no libera de presentar la declaración por el Impuesto de Patrimonio. Ni siquiera exonera de integrar, en la misma, los bienes situados fuera de España.

¿Quién tiene que presentarlo?

Están obligados a presentar la declaración informativa modelo 720  las personas físicas y jurídicas residentes en territorio español que sean titulares de bienes y derechos en el extranjero. Esto es, contribuyentes del IRPF y del Impuesto de Sociedades.

  • Las personas jurídicas residentes en España que posean bienes y derechos en el extranjero, pero los tengan contabilizados de forma que desglosen toda la información prevista por el Modelo 720 NO tienen obligación de presentar la declaración.
  • Lo mismo ocurre con las personas físicas que realizan una actividad económica y llevando su contabilidad de acuerdo con lo dispuesto en el Código de Comercio desglosan, en la misma, la información del Modelo 720.

¿Qué información debe incluirse en el Modelo 720?

La información a incluir, siempre atendiendo al valor de la titularidad de los bienes y derechos poseídos, es:

Bienes inmuebles:

Titularidad y derechos reales sobre inmuebles en el extranjero, siempre que el valor conjunto de los mismos supere los 50.000 euros.

La información a suministrar es:

  • Identificación del inmueble
  • Tipología
  • Situación: país, localidad, calle, número
  • Fecha de adquisición
  • Valor de adquisición

Acciones y valores mobiliarios y seguros:

Se desglosa en:

  • Valores o derechos situados en el extranjero representativos de la participación en cualquier tipo de entidad jurídica, valores situados en el extranjero representativos de la cesión de capitales propios a terceros o aportados para su gestión o administración a cualquier instrumento jurídico, incluyendo fideicomisos y “trusts” o masas patrimoniales que, no obstante, al carecer de personalidad jurídica, puedan actuar en el trafico económico.
  • Acciones y participaciones en el capital social o fondo patrimonial de Instituciones de Inversión Colectiva situadas en el extranjero.
    Seguros de vida o invalidez y rentas temporales o vitalicias, cuyas entidades aseguradoras se encuentren situadas en el extranjero.
    Deben declararse siempre que el valor conjunto de los mismos supere los 50.000 euros.

La información a suministrar es:

  • Identificación completa del bien (razón social y domicilio)
  • Saldo a 31 de diciembre (número, clase y valor)
  • En caso de extinción, fecha de la misma

Cuentas abiertas en el extranjero:

Cuentas abiertas en entidades que se dediquen al tráfico bancario o crediticio y se encuentren situadas en el extranjero.

Deben declararse siempre que el valor conjunto de las mismas supere los 50.000 euros.

La información a suministrar es:

  • Identificación de la entidad bancaria (razón social y domicilio)
  • Identificación completa de las cuentas
  • Fecha de apertura o cancelación
  • Saldo a 31 de diciembre y el saldo medio del último trimestre

Una vez presentada la declaración por primera vez, en los años posteriores, sólo debe volver a presentarse si se producen variaciones superiores a 20.000 euros para cualquiera de los tres apartados o si se produce la transmisión de alguno de los bienes y derechos declarados.

¿Qué pasa si no se presenta el Modelo 720?

La sanción para cada uno de los tres apartados por cada dato no declarado o declarado incorrectamente es de 5.000€, con un mínimo de 10.000€.

Por tanto, si no se presenta la declaración siendo titular de las tres tipologías de bienes, la sanción mínima será de 30.000€.

A este respecto, recientemente, la UE ha instado al Gobierno español a revisar esta norma por considerar las sanciones abusivas.

Si necesitas más información sobre el Modelo 720 podéis confiar en Vives Pons. Somos tu asesoría fiscal, laboral y contable de confianza en Dénia y la Marina Alta, con un equipo especializado en la asesoría de empresas, pymes y autónomos.

Nos encontrarás en la calle Pare Pere 10, muy cerca de la Glorieta (en pleno centro de Dénia) o en el teléfono: 96 643 2624. Correo electrónico: info@vivespons.com

Vives Pons asesoría fiscal informa: Sanciones por no estar dado de alta como autónomo

los trabajadores por cuenta propia tienen una cobertura por cese de actividad. Es lo que se conoce como “el paro de los autónomos”.

Los peligros de facturar sin estar dado de alta como autónomo existen y son necesarios que los conozcamos. Para poder facturar, debemos darnos de alta en el IAE. Luego, tenemos 30 días para darnos de alta en la Seguridad Social. Si no lo hacemos, se considerará una infracción grave, lo que supone una multa entre 300 y 3.000 euros.

¿Qué ocurre si no pago la cuota de autónomos? En caso de que no paguemos la cuota de autónomos , si la Seguridad Social se percata, tendremos que pagar todas las cuotas pendientes desde que tengan constancia de que empezamos con la actividad, más un recargo adicional del 20%.

Alta con cuota bonificada

Lo recomendable es evitar a toda costa trabajar “en negro”. Hay un abanico de posibles soluciones entre las que cada uno debe optar en función de sus circunstancias personales y profesionales. Algunas de ellas son:

Si puedes darte de alta como autónomo a través de una cuota bonificada, disfrutarás de distintas ventajas. Los nuevos trabajadores por cuenta ajena tienen derecho a a acogerse a la tarifa plana de la Seguridad Social, que fija en 50 euros la cuota durante los primeros 6 meses.

Concentrar facturas y darnos de alta algunos meses

Una alternativa para no tener que pagar todos los meses la cuota de autónomo es darse de alta y de baja alternativamente, agrupando las facturas en ese periodo. Para ello, será necesario ponerse de acuerdo previamente con el cliente. Pero, cuidado. A partir de cierto volumen de ingresos anuales, puede ser una práctica peligrosa que pueda provocar una inspección.

Facturar a través de un tercero por cooperativa

Muchos autónomos que no tienen unos ingresos fijos y cuya actividad, además de ser variable, no les garantiza el mínimo necesario para cubrir gastos optan por facturar a través de un tercero o bien hacerlo mediante una cooperativa de facturación, con las que se acuerda una cantidad de dinero a cambio de que asuman ellos los gastos correspondientes que implica facturar.

Si necesitas más información sobre cómo facturar, la cuota de autónomo o los impuestos que debes pagar por estar dado de alta en la Seguridad Social puedes confiar en Vives Pons. Somos tu asesoría fiscal, laboral y contable de confianza en Dénia y la Marina Alta, con un equipo especializado en la asesoría de empresas, pymes y autónomos.

Nos encontrarás en la calle Pare Pere 10, muy cerca de la Glorieta (en pleno centro de Dénia) o en el teléfono: 96 643 2624. Correo electrónico: info@vivespons.com